Integrando polaridades

Conciencia inmediata es dar y tomar, concentrarse y expandirse, inspiración y exhalación, es fuerza centrífuga y centrípeta.

Las polaridades dan la sensación de ser fuerzas en oposición, y aunque en ocasiones esto puede suceder; son partes necesarias de un campo o situación dada. El conflicto entre las partes se resuelve en la disolución de las energías enfrentadas o en la aceptación de la tensión necesaria que estimula y favorece el equilibrio. Esto me lleva a una mirada amorosa de las polaridades, del conflicto y de las fuerzas que lo habitan.

Cuando aparece el conflicto de las polaridades, creemos que necesitamos hacer algo para cambiar y que el conflicto desaparezca. Esta pretensión hacia el cambio genera mayor tensión en la relación. Las fuerzas en oposición se rigidizan (puntos de vista), aparecen la culpa, el víctimismo y viajamos hacia el sufrimiento. La pretensión se vuelve tensión y creciente neurosis. El conflicto aparece para que podamos emprender un viaje hacia la aceptación (no el conformismo) que posibilite el cambio. El cambio viene dado por los ajustes necesarios en la propia experiencia, que tiene como objetivo, proceso y resultado: la aparición de la novedad.

La novedad, lo nuevo, el nacimiento, el uno que aparece del dos, la unidad que asoma a través de la dualidad y permite la integración y disolución del conflicto.

Fuerzas en oposición, generando tensión en un campo o situación dada.
0
Imagino Momento Somos

No hay comentarios

Aún no hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *