08 Espino Albar

Combate la insuficiencia cardiaca, las arritmias, la angina de pecho y regula la tensión arterial. Excelente ansiolítico.

Crataegus laevigata

Del espino albar se recolectan las flores y hojas durante la primavera y el verano. La corteza y los frutos se recogen en otoño.

Las flores están especialmente indicadas para regular el ritmo cardíaco y la tensión arterial. Es una planta amiga del corazón que se la puede utilizar en casos de espasmos nerviosos, arterioesclerosis, angina de pecho, insomnio, hipertensión e hipotensión, taquicardia, vértigos, zumbido de oídos, trastornos de la menopausia y dificultad respiratoria.

La corteza es febrífuga (actúa sobre la fiebre), mientras que los frutos son astringentes y sirven para detener las diarreas.